Martín Almagro Basch, un personaje ilustre de Tramacastilla

Martín Almagro Basch nació en Tramacastilla (Teruel) el 17-4-1911. Sus padres Doroteo Almagro y Josefa Basch (de origen austro-húngaro) desde muy niño le inculcarían unos valores por la ciencia y el estudio, no en vano su padre era veterinario en la localidad y gran amante de la Botánica. Cursó los estudios secundarios en el prestigioso colegio de los Escolapios de Albarracín (Teruel) y al finalizarlos, asistió becado a la Universidad de Valencia (1928-1930) y posteriormente a la Complutense de Madrid (1930-1932) donde se licenció en Historia (1932) y Derecho (1934) Seguidamente se doctoró en Historia (1935), en la misma Universidad y amplió estudios en paleontología y arqueología como becario posdoctoral en Berlín, Viena y Marburgo (1936) con los más prestigiosos científicos de esas disciplinas como el paleontólogo Hugo Obermaier y el arqueólogo y etnólogo Leo Viktor Frobenius, le marcarían su futuro como arqueólogo y prehistoriador.



Tramacastilla (Teruel), pueblo natal de M. Almagro Basch



Doctorado con un trabajo sobre las alteraciones de Teruel, Albarracín y sus Comunidades en defensa de sus fueros durante el siglo XVI, su interés se decantó pronto por la arqueología y la prehistoria, como prueban las exploraciones que en 1932 realizó en la necrópolis celtibérica de Griegos, luego publicada en 1942 y 1949 junto con sus excavaciones en otro yacimiento de la misma localidad, El Castillejo. En esos mismos años comenzaron sus primeros trabajos sobre arte rupestre levantino, con el descubrimiento de múltiples abrigos, como el de doña Clotilde, la Paridera de las Tajadas, el barranco del Pajarero o el Covacho de los Arqueros, etc.

Catedrático desde 1941 de la Universidad de Barcelona, se hizo además cargo de la dirección del museo arqueológico de Barcelona (1939-1956) y también, desde 1947, del Instituto de Prehistoria Mediterránea. Desde su creación, en 1948, el Instituto de Estudios Turolenses quedó igualmente bajo su dirección. En 1954, ganó por concurso la cátedra de Historia del Hombre de la Universidad de Madrid, siendo nombrado en 1957 director del Museo Arqueológico Nacional.



Manual de Historia Natural de M. Almagro Basch



Su profundo conocimiento de la historia medieval de Albarracín se plasma en sendos volúmenes integrados en la Historia de Albarracín y su Sierra que él mismo coordinaba, el primero de 1959, dedicado al señorío e Albarracín bajo los Azagra y el segundo, publicado en 1964, al señorío de los Lara. Junto a otros trabajo menores sobre el obispado, hay que destacar artículos sobre diversos aspectos de la arqueología medieval de la ciudad, en la que dio a conocer la lápida árabe expuesta en el museo de Albarracín, el conocido esenciero de plata o los resultados de las actuaciones arqueológicas realizadas en la muralla con motivo de su restauración.



Albarracín en los años 50 (Archivo López Segura)

 Su prestigiosos trabajos y relación con personajes ilustres de la época dio como fruto grandes beneficios para la historia y la cultura contemporánea española. Como botón de muestra mencionaremos dos a continuación. Tuvo gran influencia en la declaración de la ciudad de Albarracín como Monumento Nacional en junio en 1961, hito que propició su protección, conservación y restauración para llegar a nuestros días como paradigma de recuperación de poblaciones medievales. Así mismo, el templo de Debod dedicado a al faraón Azechramón, fue donado a España, en forma de agradecimiento por la ayuda del Comité Español, un grupo de salvamento para los monumentos de Nubia creado en 1960 , dirigido por el ilustre profesor y arqueólogo de Tramacastilla.



Templo de Devod (Madrid)



Martín Almagro poseyó importantes condecoraciones como la Encomienda con Placa de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio, Gran Cruz del Mérito Civil y Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes de España, Miembro de Honor del Deutschen Archäeologisches Institut (DAI) de Alemania, Condecoración Independencia con rango de Gran Oficial de Jordania, Medaglia d’oro della Cultura de la Repubblica Italiana, Croix de Chevalier y Croix de Officier de las Palmes Académiques del Ministère de l’Education National de la République Française y Doctor Honoris Causa por la Universidad de Burdeos (Francia), así como miembro de honor en una docena de instituciones científicas europeas y americanas.



Martín Almagro Basch en su despacho de catedrático de la U. de Barcelona



Tras una larga enfermedad, el que había sido una de las máximas figuras de la arqueología hispana del siglo XX, Martín Almagro Basch, moría en Madrid el 28 de agosto de 1984. Hoy su cuerpo reposa en el cementerio de la localidad turolense que le vio nacer.



Noticia del fallecimiento de M Almagro en el diario ABC, 30/8/1984


Fuentes

Amigos de la Egiptología
Museo Martín Basch Almagro de Albarracín.
Hemeroteca digital del diario ABC
Wikipedia
Biblioteca Virtual de Cervantes (Obras digitalizadas de M. Almagro)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s